04/06/2020 22:36

Crónica de los 150 años del Real Club de Regatas


por Pedro Javier Gómez Fernández

El pasado 28 de mayo se cumplieron 150 años de la fundación del Real Club de Regatas, un club referente en nuestra región por su longevidad y su gran participación en múltiples aspectos de la vida social y cultural santanderina a lo largo de su existencia así como en nuestra comunidad ajedrecística.

Originalmente este club, como su nombre indica, tenía como objetivo promocionar las actividades náuticas, siendo uno de los primeros clubes de esta clase en España, desarrollando regatas que llegaron a tener gran repercusión tanto a nivel nacional como incluso internacional. Un gran enamorado de la ciudad, el rey Alfonso XIII, participó en varias de las mismas, llegando a establecer una buena relación con el club, por la cual, en 1893 acepta el título de presidente honorario del club, otorgando la categoría de "Real" y constituyendo el nombre completo del club que todos conocemos hoy en día.

Plano original

Plano de Atilano Rodríguez, el arquitecto encargado de la obra, del Palacio Pombo en 1875, sin los minaretes

Sin embargo, por aquella época se dieron en la ciudad varios incendios que acabaron con la sede del club, ubicada en el Nº11 del Muelle -actual edificio del banco Santander- lo que llevó a tener que buscar otra sede, siendo la elegida, no sin mucho buscar, el Palacio Pombo, antes propiedad de un marqués que llegó a ser alcalde de Santander: Juan Pombo Conejo. Este edificio fue comprado en 1899 a su hija por más de medio millón de pesetas, una fortuna para la época, pero que dio sus frutos, ya que aún a día de hoy continúa siendo la actual sede.

Por otro lado, alejarse de la primera línea del muelle, donde antes se encontraba la sede, llevó a varias disputas entre los socios del club sobre si debían o no cambiar de sede para volver a acercarse a la costa. Esto, junto con el estallido de la primera guerra mundial a principios de siglo y otras actividades sociales y culturales alejadas del mar que el club comenzó a desarrollar, llevó a la creación por parte de una fracción de los socios de otro club muy conocido en la capital cántabra: el Real Club Marítimo.

Postal Palacio Pombo

Postal antigua de la Plaza con el imponente Palacio Pombo al final

Finalmente, después de una dura etapa entre las guerras mundiales y la guerra civil que se dio en España -donde el club llegó incluso a ser incautado en 1936 por el Frente Popular para ser usado como campamento base- llega la época que nos interesa, la de la creación de la sección de ajedrez, que se dio en 1958 tras la celebración de un campeonato internacional al cual acudieron grandes jugadores de la época.

Aquí comienza la andadura en el mundo de las 64 casillas de este emblemático club, cuya sección de ajedrez es una de las más antiguas de Cantabria, sólo detrás del Torres Blancas, otro titán cántabro de gran importancia en nuestra comunidad ajedrecística.

Tras sus primeros años y acercándonos a la época reciente, por el Regatas han pasado grandes jugadores, como Luis J. Bernal o Sergio Cacho -ex-campeón de España absoluto- únicos jugadores con el título de IM en Cantabria hasta la reciente irrupción de Enrique Tejedor en esta categoría, o también Carlos Maté, Alejandro Maraña, Sergio Bolado, jugadores realmente fuertes de nuestra comunidad, entre muchos otros, los cuales han posibilitado gran parte de los triunfos que este club ha obtenido. Principalmente los campeonatos de liga ganados a finales del siglo pasado -más otro en el 2003-, enlazando muchos campeonatos consecutivos victorioso, un logro al alcance de muy pocos clubes en la región, únicamente Solvay, club que lleva desde 1998 consiguiendo, prácticamente año tras año, el título de campeón de liga, con un innegable mérito por ello.

También, debido a los torneos que allí se celebraban, han estado presentes jugadores de talla mundial, ejemplo de ello fueron las simultáneos que ofreció Alekhine, campeón del mundo, en los salones del club, habiendo una única persona capaz de sacarle aunque fuesen unas tablas, Emilio Huidobro, jugador del club en la época.

Foto reciente

Foto reciente de la fachada del club

Y por supuesto, es obligado hacer mención al gran Julio Velasco, referente del club y del ajedrez cántabro que llevó la sección de ajedrez desde 1980 y que disputó un gran número de torneos, destacando sus numerosas victorias como campeón absoluto de Cantabria. Es de destacar su ardua labor docente, habiendo enseñado a un amplio número de ajedrecistas, que seguro aún recuerdan con cariño sus instructivas clases, junto a la gran paciencia, tesón y humildad que imprimía en las mismas. Su pérdida ha sido un duro golpe, tanto para el club como para nuestra comunidad ajedrecística, habiendo recibido numerosas muestras de afecto de todos aquellos que lo conocían.

Sin embargo, como Julio hubiese querido, la labor ajedrecística del club continúa, con una nueva hornada de jugadores jóvenes que de la mano de Fernando López y José Antonio Pordomingo participan activamente tanto en la actividad ajedrecística del club como en los escolares y demás torneos organizados por la federación. Así, junto a ellos y al resto de miembros del club, el Regatas habitualmente presenta cuatro equipos en la Liga Regional, los cuales se encuentran actualmente repartidos uno en División de Honor, otro en Segunda División y los dos restantes en Tercera División, con varios de ellos pugnando por ascender antes de que la Liga tuviese que ser suspendida por los acontecimientos recientes.

Podemos decir, que han sido 150 años intensos, con muchos y variados cambios, siendo el último de ellos las reformas que actualmente han comenzado a desarrollarse para remodelar parte del emblemático edificio, con el objetivo de poder restaurarlo y que continúe siendo la sede del club por muchos años más.

Finalmente, como orgulloso jugador de este club, al que considero mi casa, espero y deseo que vengan muchos años de ajedrez, diversión, buen ambiente, compañerismo y éxitos. Que todos podamos seguir disfrutando de un club referente en nuestra historia ajedrecística regional y esencial en nuestra comunidad como es el Real Club de Regatas de Santander.

Escudo 1

Escudo 2


Compartir en redes sociales: